sábado, 19 de agosto de 2017

Con el copete

No se somete el espíritu así nomás,
es redentor el corpus,
nunca invertebrado.

En una vertical van encolumnados,
son los pelotudos de siempre
con el copete
a veces en alto
y otras abajo,
por el piso de parqué.

sábado, 12 de agosto de 2017

Como camellos cargados de humo

No hay que reptar más
                                  como aquellos
                                                       pelotudos
                                                                      reptiles de fantasía
en el desierto.

Porque ahora ya
se mantiene en vuelo
el avión que encuentro
en las pequeñas,
invencibles,
noches de marea.

Entiendo:
son las ciudades
como sucias alfombras,
como camellos cargados
de humo y la
sin dependencias externas
                                            en plena lucha
                                                                  hostil decadencia.

sábado, 5 de agosto de 2017

No en los tiempos

No hay que reptar más
como algunos reptiles
en los submundos,
no en los tiempos.

Son los catálogos del jefe,
sus impericias:
la culpa la tiene otro,
etcétera.