sábado, 21 de abril de 2018

Residuales


La escena se repite:
la lengua desatada arroba @ sedimentos
y spoilea un fantasma,
con sus gestos transparentes con la meta,
enganchado en la cometa desflecada.

Timbres lejanos reciben residuales
residuos orgánicos, rotundos filamentos.

No encuentro otro/a,
no digo mente
no me olvides.

domingo, 15 de abril de 2018

Tentáculos


Es tormenta el cielo digerido
y los ampulosos tentáculos,
carpetas de felpa,
falopa fratricida.

Yo que oí:
─La muerte es cosa de otros.

Yo que oí:
─La suerte viene y va.

¿Será que el sol o empieza en la vereda desdichada?

Gusano alado, bebé ya la sangre del abuelo
y los rincones abonados/abandonados.

sábado, 7 de abril de 2018

Me hablo turbulento


Me digo mío/me hablo turbulento
y escojo al cojo,
su especie,
la clase de palabras,
sustituidos caireles,
peines sin dientes
y nucas vacías.

Habla niña,
sos mi sustento y armonía,
mi viento dulce
y de agonías mi suelo.
No destruyas la fantástica escena
y los ojos de nieve.

domingo, 1 de abril de 2018

Tánatos


Corola y lúcuma,
tu habla-mueca se construye con espacios:

 

 


Titánico Tánatos
que nutre el futuro y escoge sus frutos,
dulces racimos violetas.

Muñeco articulado en planta baja,
situado, sitiado,
con la lengua atada al otro
y los huevos fritos.

sábado, 24 de marzo de 2018

Tus goznes


La carne cruje con cada ápice,
es el cuerpo el objeto directo en el cosmos.
Y el habla, ese universo privado, pequeño mundo,
detiene, embiste, toda atadura al sistema:
signo a silueta,
piedra a rajatabla.

Tus goznes,
goces e incendios.
Perturbado y doliente
el que mira y calla.   

sábado, 17 de marzo de 2018

Estructura



“Existe una cierta noción de estructura en Marte,
la/el hablante está lo suficientemente definido/a como para
guiarnos en la construcción de oraciones propias;

en partículas, expresiones libres que pueden
—según sean dichas—
ser nuevas para ellas/ellos
               y para otras personitas”.

Acta de las primeras experiencias con bromuro y narcóticos de acá:

“…los espacios se reducen a cuatro espejos neutros,
fomentos de sociedades muertas…”

El fantasma de un soma elemental
procura el destino de los fondos, fans, facetas,
las verdes llagas del poder,
el certificado.

Siempre es tiempo a destiempo, noche y día, oxidado.

sábado, 10 de marzo de 2018

Árbitro de lo remoto


Laxo espejo,
árbitro de lo remoto,
el sino
del soma
se asoma a usted y le dice así:
—racimos de obediencia se alejan y despiertan toda la confusión.

Ahora entiendo el significado, Hombre Huevo.

Metales lascivos encuentran la bienvenida
a la morada de los que sobreviven,
de nuevo espejo
y reflejo opaco repentino,
queda vedado lo visto,
lo dicho
y escuchado.