lunes, 21 de septiembre de 2009

XXVII

El espacio en blanco
se apodera de la clasificación;
el tenue e insipiente cometido,
lo no-dicho
y lo entregado:


-caridad para los pobres,
los de abajo.

Les arrojan un vocablo
como un hueso un hueco un fuego un juego.

Y aquellos,
muerden la palabra
sin sabor
sin sentido.

El lado oscuro,
la nocturnidad de la frase empobrecida
y los perros los persiguen para despedazarlos.

5 comentarios:

ariel tenorio dijo...

los que dan,
los que piden,
los que no necesitan,
los que no tienen ni palabras.
la caridad linguistica
se reparte en
los asentamientos mentales,
se entrega en caja P.A.N a domicilio

Ellos hablan
nosotros hacemos...

Hernán Tenorio dijo...

Muy bien Ari. ¡Bien ahí! Es un adelanto de los poemas que vienen.

sritam dijo...

Se vienen los poemas tenorios? qué grosos los hermanos!

Hernán Tenorio dijo...

sritam: estamos trabajando para ustedes. ¡Nosotros hacemos!

Gracias por el comentario!!!!!

Nechi dijo...

los que dan (las sobras)
los que piden (son útiles)
los que no necesitan (acaparan)
la caridad lingüística (sobra)
se la tiran a los perros
que no ladran
a los otros
los fusilan

besotes a los dos Tenorios