sábado, 12 de agosto de 2017

Como camellos cargados de humo

No hay que reptar más
                                  como aquellos
                                                       pelotudos
                                                                      reptiles de fantasía
en el desierto.

Porque ahora ya
se mantiene en vuelo
el avión que encuentro
en las pequeñas,
invencibles,
noches de marea.

Entiendo:
son las ciudades
como sucias alfombras,
como camellos cargados
de humo y la
sin dependencias externas
                                            en plena lucha
                                                                  hostil decadencia.

2 comentarios:

sonia saavedra gutierrez dijo...

Un poco hostil y no entiendo porque....

Hernán Tenorio dijo...

Hola, Sonia! Hay muchos motivos... ¡Abrazo!