sábado, 8 de octubre de 2016

Burbuja

A Elías, mi hijo

  
formas bellas

la vida en potencia en la semilla
cruda eventualidad de un siempre
renace así cada verano
el soplo mágico de estruendos
sus implacables retrospectivas en suelo húmedo
con formas bellas se aplaca el verde
en los zodiacales embelecos emerge
del surtido despierto
una sombra que nubla el cosmos
seriado, con los limbos suerte
la última escapatoria desprevenida
ansiosa y noche  

2 comentarios:

sonia saavedra gutierrez dijo...


Hermosa la poesía..pero fuera de la semilla, no encuentro a Elias....o no supe ver bien..

Hernán Tenorio dijo...

Hola, Sonia, gracias por pasar, leer y comentar...
Claro, no lo vas a encontrar porque lo escribí cuando todavía no había nacido...