sábado, 15 de julio de 2017

Justicia social

No han sonado
las campanas todavía
y ya se amontonan las basuras
a plena luz del día.

Pienso:
“¿Qué han hecho por revertir las injusticias que anunciaron,
hasta en su nombre,
durante tantos años?

Me afiebra pensar en el futuro
y,
 mucho más,
en la victoria presente. 

3 comentarios:

val dijo...

Cuando empecé a leer creí que era una prosa breve, sólo asomaban unas palabras en el espacio de fb, que linkea el blog.
Y tuve una alegría - no sé por qué - cuando vi que era un poema.
Donde lo no dicho bulle por debajo. Y donde el comienzo (¿qué campanas, por qué deberían sonar las campanas?- abre una enorme puerta para hacer propios los versos que siguen...Podía haber sido pura catarsis, y en cambio se adueña de múltiples experiencias, de tiempos que son el de hoy, y otros...
Gracias, Hernán, por el poema.

sonia saavedra gutierrez dijo...

Afiebrada escucho las campanas,seguro por el cambio...luego miro y veo nada cambiő.
Hermoso como siempre,haciendome pensar, que hasta de lo mas burdo,puedes hacer poesia!!!

Hernán Tenorio dijo...

¡Gracias, Isabel y Sonia, por los comentarios!!!